De veedores a actores, del escalón de la tribuna al centro de la escena » 7400 Noticias de Olavarría

De veedores a actores, del escalón de la tribuna al centro de la escena

Por Carlos Antonio Zangara:

Internet, las redes sociales, la cibernética, la globalización que nos permite tener el mundo al alcance de la mano, por ahí un buen trabajo bien remunerado que nos deriva a poder crecer han sido detonantes principalísimos para que el ser humano en general opte y se esfuerce para no mirar desde la tribuna.

publico-777x437Hoy la mayoría queremos ser protagonistas. Rehusamos a conformarnos con mirar desde el alambre, salvo, y en tal caso nos redimimos, que lo que se ofrezca sea de excelencia.

Adonde apunta este comentario. Salvo que el espectáculo alcance ribetes de primer nivel, ( fútbol de AFA con Boca, River, Racing etc, el Barcelona, la NBA, Del Potro) donde las grandes mayorías se identifican y pagan fortunas para estar presentes o disfrutarlos a través de la televisión, en el resto de las actividades son pocos, apenas  una minoría, los que se movilizan para acompañarlos.

El hombre, la mujer común, optan por ser sujetos activos. En la actualidad priorizan ser parte. Se palpa en las competencias pedestres en las grandes ciudades, en los gimnasios, en las diversas realizaciones  paralelas que existen como el Maxi-voley, los torneos de fútbol aficionado, etc,  la proliferación de jugadores de tenis de todas las edades.

Es normal hoy  que opten por ser de la partida en un torneo interno, sentirse jugador, que ubicarse en el tablón de una cancha.

Tiempo atrás era impensado organizar algo a la hora de los partidos de fútbol de la Liga, ya que para la gran mayoría presenciarlos era una cita impostergable. En la actualidad ocurre a la inversa, y a eso le agregamos que hay una mentalidad que ha cambiado y que caminar por un parque, destinar días libres al turismo o pasar la jornada festiva en familia se han convertido en algo que no se negocia( ojo no renegamos de que eso ocurra)

Pudo verse en el reciente torneo Federal de Volybol que salvo los jugadores, sus familias en el caso de los locales, son acontecimientos que nuclean a cientos de personas, todas activas, con un total desinterés  del aficionado natural. Se dio que la final de la Copa de Oro, el partido mas relevante fue jugado casi en soledad ( las delegaciones de afuera pierden y se van y los locales que terminan de hacerlo se van para sus casas). A casi nadie le importó que era el enfrentamiento de los dos mejores equipos del campeonato. Todos vienen a jugar, a divertirse. Punto y aparte.

Ante esta realidad es angustiante para los dirigentes expender solamente 39 entradas para un partido El Fortín – Pueblo Nuevo por el Provincial de Clubes de básquetbol , o todavía menos en algunos cotejos jugados en el “Manolio”.

Tampoco ha sido relevante, salvo casos puntuales, las presencias en los partidos del Federal “B” de fútbol con Ferro como protagonista.

Unicamente Estudiantes en el TNA aún conserva ese idilio con el gran público. Las presentaciones del Bata se han convertido en acontecimientos sociales, con mujeres bien ataviadas, con familias enteras., con hijos pequeños incluidos.  Ojalá no se  pierda nunca, ya que la impronta en este caso excede lo deportivo.

Un caso similar acontece con los clásicos de fútbol entre Sierra Chica e Hinojo, aunque claro son menos en el año, y engloba a dos localidades que tienen mucho en común.

De veedores hemos pasado, o por lo menos lo intentamos,  a ser actores. Algún tendrá que quedarse en el escalón de la tribuna.

Texto: Carlos Zangara

Foto: Cortesía de Gabo Foti.

Comentarios

Comentarios