¿Qué hacer con el fútbol de primera? » 7400 Noticias de Olavarría

¿Qué hacer con el fútbol de primera?

Por Carlos A Zangara: ¿Cómo paliar el escaso interés que despierta en la afición?

futbolEl Congreso de Periodistas Deportivos realizado  en nuestra ciudad nos permitió intercambiar información sobre la realidad del deporte en distintos lugares de la Argentina.

Si algo en común a casi todas las ciudades del país, inclusive a capitales de provincia con la importancia que ese conlleva, es el deterioro que han sufrido los campeonatos de liga.

Múltiples son los factores que han derivado a esa situación. Es cierto que en aquellos puntos donde hay equipos que participan de los torneos del Consejo Federal, inclusive los del interiores que juegan en la primera de AFA, inevitablemente los campeonatos locales pasan a un segundo plano, generalmente deben postergar sus partidos para la semana, y como casi siempre los que juegan los certámenes de AFA son los grandes o los mas populares de cada ciudad, es imposible que el torneo de la liga no se precarize.

Obsérvese que quedan pocos lugares donde se prioriza la competencia liguista, y/ o casualidad son ciudades que no tienen representatividad en los torneos del Consejo Federal o lo hacen esporádicamente.

Pasa en nuestra zona en urbes  como Coronel Suárez, Pehuajó, Azul mismo, donde al evento doméstico le dan una prioridad absoluta, a punto tal que lo priorizan ante lo que devenga de AFA, e inclusive su periodismo es proclive a transmisiones integrales, con conexiones, y con una prioridad asombrosa sobre emisiones del fútbol de Boca, de Ríver de los grandes de Argentina que tanta penetración han logrado en los últimos tiempos.

Que camino hay que buscar para potenciar lo puramente local. Es sabido que en su mayoría los jugadores cobran poco, a veces nada, y eso los redime de la obligación del entrenamiento diario. Ocurre que el canchero, el que corta el césped, el utilero, ni hablar la policía ó el DT tienen sueldos muchos mas abultados que el propio actor del espectáculo que es el jugador, y eso tiene que ver a la hora de los compromisos a asumir.

Un camino para seducir al futbolista a que se comprometa con el club, es conseguirle un trabajo, en la empresa de algún dirigente, en la de algún allegado,  y ese es un objetivo importante para el deportista. A  veces un arma de doble filo. El trabajo exige horarios, responsabilidades, insume muchas horas y una vez lograda esa estabilidad laboral el deportista la prioriza y el resto del tiempo lo deriva a su familia. Contrariamente pasa que no se adapta a trabajar, el club no le puede pagar como jugador, y otra vez la rueda vuelve.-

No es sencillo. Pero queda claro que el único camino para enaltecer un torneo doméstico es priorizar al futbolista. Basta de juveniles en forma masiva  en las primeras divisiones. Basta de veteranos que van para divertirse. La decisión pasa por la imaginación dirigencial para originar recursos, y con cuyo sustento le darán  categoría a la competencia interna.

Texto: Carlos Zangara -Emblema Deportivo-

Comentarios

Comentarios