Miranda sonó “Fuerte” en Olavarría » 7400 Noticias de Olavarría

Miranda sonó “Fuerte” en Olavarría

“Hoy volá a otro tiempo, otro lugar” fueron las primeras estrofas que se escucharon desde el escenario del Teatro Municipal cuando Cítrico -la banda electro Indie porteña elegida como artistas invitados- daba comienzo a una noche llena de brillo glam, ritmo y seducción. Sintetizadores, un bajo y una Telecaster que cada tanto dejaba de sonar para dar espacio a mezclas electrónicas, fueron el anticipo de lo que sería el show de Miranda!, quienes visitaban la ciudad por tercera vez presentando Fuerte, el álbum  publicado en abril de este año.

Salieron a escena vestidos de traje y lentejuelas brillosas al ritmo de Cálido y Rojo. El público se mostró bastante reservado hasta que sonó el primer hit: “Ya lo sabía”. La banda deslumbró con su carisma tan característico y una lista de temas que recorrió desde “Quiero vivir a tu lado”, su trabajo más reciente y cortina de la novela de Canal 13 del mismo nombre, hasta “Imán”, un jazz melancólico de su primer disco Es Mentira (2002).

Lejos de mi alcance y En esta noche fueron los temas más coreados de “Fuerte”, pero la fiesta explotó cuando el teatro se tiñó de rojo y El disco de tu corazón (2007) hizo que las butacas se plegaran mientras el público coreaba de pie Perfecta, “Prisionero” y “Hola”.

Los seguidores más nostálgicos también tuvieron su momento. “Yo te diré”, “Traición” y “El Profe” nos recordaron el éxito de Sin Restricciones (2004) que hizo que la banda hoy sea el ícono electro-pop más reconocido del país. “Yo quiero ver quién salta más alto en Olavarría” gritaba Ale Sergi en el pogo (si, ¡pogo!) de “Don”.

Los miembros de la banda empezaron a abandonar la escena de a poco mientras sonaba “Mentía”. Una típica falsa despedida y algunos espectadores que desconcertados abandonaron sus butacas fueron interrumpidos por la marcha nupcial mientras Ale y Juliana Gattas aparecían vestidos de novios para cerrar el show con “743” y “Fantasmas”.

La noche del viernes fue sin dudas una fiesta que todos los presentes, mayores, adolescentes y hasta incluso algunos niños que tímidamente le acercaban vinchas a Juliana, recordarán por mucho tiempo. Por lo menos hasta que Ale cumpla con la promesa que dejó establecida “Nos encanta venir a Olavarría y queremos volver, vamos a seguir volviendo… Hasta que no toquemos más”.

Por: Melina Gouveia

Comentarios

Comentarios